Alineación Siete Fuentes, Fasnia y Arafo. 1704-1705

Por Eduardo Villalba.

 

Después de más de dos siglos de reposo eruptivo, Tenerife iba a vivir de nuevo una erupción volcánica a principios del siglo XVIII, la triple erupción fisural de Siete Fuentes, Fasnia y Arafo, de la que se conservan relatos de testigos oculares, recogidos por Juan Núñez de la Peña y Viera y Clavijo en 1776. En estos relatos se describe muy bien la secuencia de los terremotos previos de las erupciones, la cronología, fechas de inicio y duración de las mismas.

Según estos relatos, todo comenzó a las 14 h. del 24 de diciembre de 1704, cuando se empezaron a sentir los sismos precursores, que fueron bastante sentidos y causaron mucho temor, se dice que tenían intensidad suficiente para derribar edificios, ondular el terreno y provocar desplomes en las laderas. Ésta actividad sísmica duró una semana, y se sintió especialmente en zonas como La Orotava, Los Realejos, Güimar y Candelaria, hasta que la noche del 31 de diciembre se abre la primera boca, el volcán Siete Fuentes, en el llano de los Infantes, en los altos de arico, extremo occidental de la fisura.

Esta primera boca produce un pequeño cono de escorias y lapilli, y una colada de apenas 1 km. de recorrido, dado a su escasa duración de apenas 5 días.

Tras esta primera erupción se intensifican los terremotos con una nueva serie sísmica, el día 5 de enero se producen dos sismos de notable intensidad, uno a las 8 de la mañana y otro a la 1 del mediodía, que presagiaban otra fractura eruptiva, entre las 3 y las 4 de la tarde se produce esa segunda erupción, el volcán de Fasnia, situado a 900 m. al este de la anterior, cerca del llano de la Maja y al sur de Izaña, ésta erupción es más compleja que la de Siete Fuentes, con múltiples conos alineados a lo largo de una fisura de 1,5 km., que emiten lava por varios brazos, uno de los cuales se encauza por un barranco y recorre una distancia de 5 Km., según cuenta la tradición oral, los vecinos de Fasnia, alarmados y asustados por el avance de la corriente de lava que descendía por el barranco de Achacay, sacaron en rogativa a la imagen de San Joaquín y la subieron hasta el Lomo Colorado, y se afirma que por este motivo el frente de lava se detuvo en el lugar conocido como “La Raya”. Esta erupción también tiene una corta duración, de tan solo 11 días., finalizando el 16 de enero.

mapa fasnia-7fuentes

Mapa de la erupción Siete Fuentes-Fasnia

Una vez finalizada la segunda erupción, continuaron los terremotos que habían acompañado a esta, a partir del día 17 de enero los sismos se intensificaron, quedando patente en la minuciosa descripción de Núñez de la Peña, que recogió los momentos del día en los que los sismos se notaban con mayor intensidad.

Según relatos de los testigos presenciales, el día 21 de enero los sismos eran tantos que no se podían enumerar, causando mucho miedo y estupor; el sábado 24 de enero, fueron muchos los sismos sentidos, pero hubo uno especialmente fuerte y duradero, a las 4 de la tarde, que causó numerosos daños, derribando casas en zonas de Güimar y Candelaria; tres días más tarde se conoce la noticia que dichos daños materiales causaron la muerte de al menos 16 personas, la mayoría mujeres, y se contabilizaron hasta 70 casas en ruinas. Los temblores continuaron los siguientes días, el día 31 de enero se recoge la noticia del fallecimiento del Obispo de Canarias, don Bernardo de Vicuña y Zuazo, en la villa de la Orotava, a causa del profundo temor que le produjeron los temblores; el sábado 31 y el domingo 1 los temblores fueron muy seguidos, pero no fue hasta el lunes 2 de febrero, coincidiendo con la festividad de N.S de la Candelaria, cuando se registraron varios sismos de considerable intensidad, el primero de ellos sobre las 3 de la mañana, y dos más durante el día, pero entre las 4 y las 5 de la tarde se produjo uno muy fuerte, dando lugar a una nueva erupción en los altos de Güimar, concretamente en la caldera de Pedro Gil, bajo el pico de Cho Marcial, este tercer volcán es el volcán de Arafo (anteriormente llamado volcán de Güimar), situado a más de 10 km. al este del primer centro eruptivo y a una cota inferior a los dos anteriores (1500 m.s.n.m.), lo que propició una mayor emisión de lava. Se formó un cono de escoria de unos 100 de altura de los que manaban varios brazos de lava, que bajaron por el valle sepultando las mejores tierras de cultivo, pero sin afectar a los principales núcleos de población de Güimar y Arafo, uno de estos brazos siguió avanzando hacia el mar, pero quedó detenido a escasos 300 m. de este.

mapa arafo

Mapa de la erupción de Arafo. Esta erupción fue la más duradera de las tres, finalizando el 27 de marzo, tras casi dos meses de actividad.

La triple erupción de 1704-1705 constituye un claro ejemplo de erupción fisural a lo largo de una alineación con varios centros eruptivos, en los que las bocas más altas liberan mayor cantidad de gases y fragmentos, con escasa emisión de lavas, y las bocas situadas a menor cota concentran la mayor emisión de lavas. Este proceso volcánico se produjo en la dorsal este de la isla, que no había tenido erupciones en los últimos 30000 años, lo que se tradujo en la necesidad de liberar mayor energía por el dique de intrusión tanto en su avance vertical como en el horizontal, explicando así la intensa sismicidad sufrida por la población durante todo el proceso.

Cráteres y campos de lava del volcán de Fasnia.

Cráteres y campos de lava del volcán de Fasnia.

Zona de principio de fractura al este del volcán de Fasnia.

Zona de principio de fractura al este del volcán de Fasnia.

Volcán de Fasnia en primer término, al fondo el volcán de Siete Fuentes.

Volcán de Fasnia en primer término, al fondo el volcán de Siete Fuentes.

Linea de fisura, al este del volcán de Fasnia.

Linea de fisura, al este del volcán de Fasnia.

Frente de colada del volcán Siete Fuentes.

Frente de colada del volcán Siete Fuentes.

vista aerea volcan arafo

Vista aérea del volcán de Arafo.

Parte norte del volcán de Arafo, dentro de la caldera de Pedro Gil.

Parte norte del volcán de Arafo, dentro de la caldera de Pedro Gil.

Campos de piroclastos del volcán de Arafo.

Campos de piroclastos del volcán de Arafo.

Vista general del cono y cráter del volcán de Arafo.

Vista general del cono y cráter del volcán de Arafo.

Parte sur con río de lava del volcán de Arafo.

Parte sur con río de lava del volcán de Arafo.

Impresionante vista del volcán de Arafo desde lo alto del pico de Cho Marcial.

Impresionante vista del volcán de Arafo desde lo alto del pico de Cho Marcial.

Mapas de las erupciones de Eduardo Villalba.

Fotos de Humberto Domínguez y Eduardo Villalba.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us