LOS DIQUES

SERIE ELEMENTOS GEOLÓGICO VOLCÁNICOS: LOS DIQUES

En las Islas Canarias es frecuente encontrar diques de numerosos tipos y formas.

¿Cómo se forman? En una erupción volcánica, no todos los materiales magmáticos alcanzan la superficie, ya que parte de ellos se enfrían y solidifican en los conductos al no encontrar fácil salida o cesar las condiciones que impulsaban el movimiento ascendente del magma. Estos materiales se ponen de manifiesto cuando la erosión diferencial desmonta la cobertura de rocas que los rodean y que suelen ser menos resistente a aquella.

¿Cuáles son sus características principales? Los diques son conductos de emisión fisurales que tienen como característica general su disposición vertical o subvertical que corta las estructuras de las formaciones que atraviesan. Son eminentemente basálticos, aunque se localizan también algunos de composición sálica. Su espesor es generalmente mucho menor que sus restantes dimensiones y puede variar de algunos milímetros hasta muchos metros, mientras que su extensión lateral puede alcanzar muchos kilómetros. Un dique atraviesa capas o cuerpos rocosos preexistentes, lo que implica que un dique es siempre más reciente que la roca en la cual está contenido.

Aquí presentamos dos diques distintos.

El primero es un dique que aparece en el interior de Montaña Roja, El Medano, un volcán erosionado a medias por el mar, producto de una erupción hawaiano estromboliana, es decir de baja explosividad, de hace unos 948000 años. Hoy día queda a la vista la mitad del cono y en su interior se encuentra una duna fósil. El dique posiblemente pueda ser una de las vías de salida del material ígneo que lo creó. Se puede observar claramente, aunque este semienterrado aún, su estructura planar, ligeramente cóncava, que se adentra en el terreno. El orden indicado solo señala la cercanía de la cámara fotográfica al dique mismo. En la 1ª foto se aprecia cómo está situado en el extremo sur del arco del lado interior del cono que hoy sobrevive a la erosión.

El segundo dique es mucho más grande y se le conoce por la Laja de Chafa. Esta situado en los altos del Valle de Guimar, por encima de Araya y la zona recreativa de Los Brezos en el nacimiento del barranco de Chafa. Es un dique que llama la atención desde lejos, bastante exhumado, de una gran altura y que posiblemente será bastante semejante al aún sepultado y que creó la triple erupción de 1704/1705 un poco más al sur.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us