PIRAMIDES DE EGIPTO Y BALLENAS, HIJAS DE PANGEA

Texto:  Francisco Javier Arroyo López – ACANVOL

 

En las rocas utilizadas en la construcción de las Pirámides de Egipto se han encontrado fósiles de Nummulites,  animales marinos unicelulares protozoarios con forma de moneda (1).

(1) Fósiles de Nummulites

(1) Fósiles de Nummulites

No muy lejos de allí, en pleno desierto, en Wadi Al-Hilam (2), aparecen inmensos restos fósiles de Basilosaurius, el primer ancestro acuático de las ballenas.

(2) Restos de Basilosaurios. Wadi Al-Hilam. Egipto

(2) Restos de Basilosaurios. Wadi Al-Hilam. Egipto

¿Cómo han llegado hasta allí? Para encontrar las respuestas tenemos que retroceder 200 millones de años, a PANGEA, y a su posterior desmembramiento en los continentes actuales.

(3) Desmembramiento de Pangea

(3) Desmembramiento de Pangea

En efecto, tal como podemos apreciar en la imagen en la que se representa Pangea (3), continente único existente hace 200 millones de años, y su desmembramiento  en los continentes actuales, de izquierda a derecha y de arriba a abajo (3), hace 150 millones de años se disgregó en los dos subcontinentes Laurasia (Norte) y Gondwana (Sur).

Como vemos en la última viñeta de hace unos 50 millones de años el Norte de África todavía estaba cubierto por aguas someras, producto de la subida del nivel del mar de casi 300 metros que se dio tras el desmembramiento de Pangea, aguas que gozaban de un clima tropical cálido, ideal para el desarrollo de microorganismos fotosintéticos que coexistían con los Nummulites, diminutivo de la palabra latina Nummulus, “pequeña moneda”, que eran animales marinos unicelulares protozoarios cuyas conchas fósiles son las que aparecen en las rocas calizas utilizadas en la construcción de las pirámides de Egipto. Pero para el afloramiento de esas rocas que utilizaron los egipcios todavía habría que esperar mucho tiempo.

Mientras tanto en tierra se daban unas condiciones climáticas poco favorables, lo cual hizo que hace unos 45-50 millones de años grandes mamíferos terrestres (ungulados) se lanzaran al mar en busca de alimento. La evolución posterior dio lugar a los  Basilosaurios (4), que fueron los primeros ancestros totalmente acuáticos de las ballenas.

(4) Recreación artística de Basilosaurio

(4) Recreación artística de Basilosaurio

La posterior subida del nivel del mar y el cambio de las condiciones climáticas llevaron a la extinción a los basilosaurios, pero sus descendientes las ballenas, sobrevivieron hasta nuestros días y sus restos fósiles permanecen en Wadi Al-Hilam, o valle de las ballenas, en Egipto.

Por tanto, en la deriva continental y el desmembramiento de Pangea encontramos la causa de la evolución y surgimiento de las ballenas y el origen de las rocas calizas que se utilizaron en la construcción de las pirámides de Egipto.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us