SALIDA DE CAMPO: EL TEIDE A NIVEL DEL MAR

2_20160702_1008521_20160702_100526El sábado 2 de julio de 2016, un grupo de socios y amigos de la Asociación Canaria de Volcanología (ACANVOL) guiados por J. Sergio Socorro Hernández realizamos por la costa de La Guancha la Salida de Campo prevista por el sendero “El Teide a nivel del mar”, realmente un paseo por el Teide ya que el volcán completo es mucho más que el famoso estratovolcán. 

Entre unos 150000 y 180000 años atrás el edificio volcánico Cañadas III se vino abajo a través de un gran deslizamiento al norte creando el valle de La Guancha-Icod y la actual depresión de la Caldera de Las Cañadas. El actual edificio Teide-Pico Viejo, o Cañadas IV, y los diversos volcanes adventicios surgidos en sus laderas o en la propia caldera propiciaron su relleno de forma que el valle está prácticamente relleno hoy día. En la costa de La Guancha destacan dos ríos de magma: las lavas basálticas de hace 124.000 años de la playa de Santo Domingo y el gigantesco canal de lava fonolítica muy viscosa donde se sitúa el itinerario, datada en unos 6.000 años.

canal de lava santa catlina google

A partir de las bocas eruptivas denominadas Abejera Alta situadas en la ladera norte del Teide, a unos 2500m de altura, surge una colada que avanza unos 14km hasta llegar al mar donde se curva debido al contacto con este. Estas bocas surgen con las de la Abejera Baja a lo largo de una fisura radial NS de unos 400m de largo, y conforman uno de los domos-colada que surgen en los alrededores del estratovolcán Teide favorecidos por la alta pendiente. Con una superficie de unos 17 km2, esta erupción totaliza un volumen que puede estimarse en unos 500 millones de m3. A lo largo del recorrido se aprecian numerosos restos de “levées” que con su posición y altura nos indican el ancho y el alto de la colada en ese lugar, así en gran parte del recorrido realizado nos encontramos con que el sendero va por encima del borde de esos “levées” o morrenas laterales y se puede apreciar que el ancho de la colada inicial es de unos 240m y una altura sobre su base de unos 16 a 23 m, que han sidoimgen google una protección natural para los cultivos. Llama la atención como dentro de este gigante canal de lava la corriente de lava se volvió a canalizar, dentro del propio canal principal, formando una corriente interior de 120 m de anchura con paredes de apenas unos 8 m de altura. A lo largo del recorrido aparecen diversas vetas de obsidiana en esas paredes laterales de las coladas y en muros construidos para delimitar cultivos.

Cuando la corriente de lava llegó al mar se inició un proceso paulatino en el que los sucesivos intentos del fluido incandescente de adentrarse en el mar eran abortados al solidificar y obstruirse cada frente lateral de la colada. En consecuencia, la corriente principal del canal fue desviándose adoptando un curso paralelo a la línea de costa.

Desde las bocas eruptivas hasta los 700m de altura las coladas de Abejera Alta están bien conservadas, solo afectadas por el paso del tiempo y la consecuente erosión y afección por otras erupciones, así como por algunas pistas forestales y el repoblamiento con el pino canario de zonas afectadas por antiguas talas indiscriminadas. De ahí al nivel del mar la antropización es elevada, carreteras, cultivos y poblamiento urbano la han afectado, pero aún es perfectamente perceptible y distinguible.

Ver fotos y textos en https://www.facebook.com/ACANVOL/photos/?tab=album&album_id=1132089263496252

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us